X

“Es imposible que se peleen los hermanos, tienen discusiones pero el objetivo final lo logran juntos”

Así lo analizó Gilberto Zavala, un dirigente peronista de la primera hora del interior puntano.

"Las estrategias que usan en su tarea política son muy bien pensadas”, opinó Gilberto Zavala.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/09/2018 01:40
PUBLICIDAD

Hoy retirado de la política, el ex secretario General de la Gobernación en los años ´80 y también legislador opinó sobre los rumores de de peleas entre el senador Nacional Adolfo Rodríguez Saá y su hermano Alberto, el actual gobernador.

“Me parece imposible que haya una pelea entre los dos hermanos. Tienen una relación muy íntima; han tenido sus discusiones, sus diferencias, pero no ha pasado de eso, porque siempre el objetivo final lo logran juntos”, aseguró Zavala en una conversación vía telefónica que mantuvo con elchorrillero.com desde su localidad, Concarán.

“En ese sentido son muy hábiles políticamente; las estrategias que usan en su tarea política son muy bien pensadas”, respondió cuando fue consultado si el hecho de mostrar ante la sociedad que están distanciados sea una estrategia política.

De todos modos insistió en que “es difícil” dar una opinión cuando “no hay nada claro y no están definidas las situaciones”, en relación a las candidaturas que protagonizarán, sea en San Luis o en Buenos Aires. “No está claro si uno va a ser candidato a gobernador y el otro a presidente o al revés, no lo está para la gente común, porque ellos posiblemente lo tengan bien claro y definido”, añadió.

“En la sede Adolfo busca la unidad, y el otro señor por otro lado la busca a nivel nacional. No se cómo se van a manejar, y yo no arriesgaría”, agregó.

Gilberto Zavala

En relación al contexto actual que vive el Partido Justicialista, Zavala analizó que “no es el tipo de política” que se vivía en su época de militante o dirigente: “Hoy el partidismo no existe y la ideología tampoco, porque se junta desde el extremo liberal al extremo popular; hay un rejuntado de dirigentes distintos, donde no sabemos quiénes prevalecen sobre quién; y la gente está desorientada”.

“No interesan los medios que utilizan para lograr la finalidad; y eso quedó comprobado en las últimas elecciones. De pronto se dieron unas PASO con un resultado y las legislativas con otro. ¿Cómo se dio eso, por militancia, convicción, ideología? Se dio por factores que influyen en la gente y a la gente no le interesa pensar de qué partido es. Cuando piensa con el bolsillo se mira para cualquier lado”.

En esa línea afirmó que el fin que pretenden Adolfo y Alberto es continuar en el poder “sin ninguna duda”. Es “sostener el poder por un tiempo más”, porque “algo están jugando de esta manera”.

Consideró que si bien está alejado de la política el sentimiento por el peronismo: “Es un sentimiento, un convencimiento, no es una acomodarme según las circunstancias políticas del momento. Mi peronismo es por convicción, nací peronista y moriré peronista. No acepto las medias tintas, o soy o no soy”.

Por otra parte contó que es “partidario” de que haya un cambio en la dirigencia: “Puede darse o no, pero es la idea que tengo, pero con el reconocimiento obligatorio de lo que ha hecho Adolfo por San Luis”.

“Debería haber un cambio porque los ciclos se terminan en política. Yo me retiré y di lugar a la gente joven que quería trabajar, con inteligencia y les di paso. Pueden seguir con el mismo proyecto, con gente joven, con un cambio de mentalidad”, añadió.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR