X

¿Ruta de la muerte? El camino del Valle del Conlara que más vidas se está cobrando

En lo que va del 2018 siete personas fallecieron como consecuencia de accidentes sobre la Ruta provincial Nº 1. Vecinos salieron a pedir a las autoridades medidas urgentes.

En lo que va del 2018 siete personas fallecieron como consecuencia de accidentes sobre la Ruta provincial Nº 1.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/09/2018 01:48
PUBLICIDAD

La Ruta Nº1, en el tramo que une a La Punilla con Merlo y que se extiende por casi 100 kilómetros, es uno los caminos provinciales donde más siniestros viales se registraron en lo que va del año.

Se trata de una carretera en la que aproximadamente 75 mil habitantes tienen influencia, de manera directa o indirecta.

A lo largo de su recorrido atraviesa localidades como Villa del Carmen, Villa Larca, Cortaderas, Los Molles, Papagayos y Carpintería. Los vecinos han reclamado durante mucho tiempo por la implementación de rotondas o autovía que brinde mayor seguridad vial.

El 31 de agosto otro accidente se cobró la vida de un ciudadano de Merlo y eso colmó la paciencia de una parte de la comunidad que decidió salir a manifestarse para que se apliquen medidas en forma urgente. Y así lo piden porque en paralelo a la ruta viven alrededor de 580 familias, según datos extraoficiales.

Durante la colecta de firmas y panfleteada que se realizó el lunes 3 de septiembre, en una hora se registró la circulación de alrededor de 500 vehículos.

El Chorrillero hizo un relevamiento y, según los datos brindados por la página oficial de la Policía (http://policia.sanluis.gov. ar/) y autoridades de las diferentes localidades, durante lo que va de 2018 se registraron al menos 13 accidentes graves, de los cuales cinco tuvieron un desenlace fatal: siete personas murieron.

La región que abarca los departamentos Junín, Chacabuco y Pedernera experimentó en los últimos años una explosión demográfica y a la par creció el parque automotor. Pero la prevención, educación vial y los controles no han evolucionado de la misma manera.

Ya en el segundo día del año se registró un accidente que derivó en dos muertes. Fue en el kilómetro 48 donde un Chevrolet Corsa Classic, en el que viajaban tres mujeres, volcó a la altura de Villa del Carmen. Leónidas Monti de 83 años falleció luego de ser trasladada al hospital. Su nieta, Macarena Fernández, de 25 años tuvo el mismo destino seis días después.

El 22 de ese mes, un vecino de Los Molles, Alfredo Domingo Castro, de 58 años murió después que su vehículo perdiera el control e impactara contra un árbol. Sucedió a la altura del kilómetro 1, a 800 metros del ingreso a Merlo.

El 5 de mayo un choque en el kilómetro 37,5 se cobró la vida de Mayra Ximena Ferreyra, de 28 años y de su beba de sólo un mes, Diana Nicol. Ambas eran oriundas de Papagayos. Además, otras cinco personas resultaron heridas, entre ellos dos niños de 10 y 13 años.

El 3 de junio, un nuevo siniestro tuvo lugar en Villa Larca, a la altura del kilómetro 26. Lo protagonizaron un Fiat Palio y un Siena. Como consecuencia, esa tarde de domingo falleció Néstor Mario Torres de 50 años.

El último deceso registrado en la Ruta Nº1 fue el pasado 31 de agosto. Ese día Carlos Alaniz de 60 años viajaba en una moto Brava 150 centímetros cúbicos cuando fue embestido por un Renault Clío.

Este accidente ocurrió frente a la Escuela Modelo de Educación Integral (EMEI) de Merlo y despertó la inquietud de los vecinos por el peligro que significa transitar en la zona.

Por todo ello es que los habitantes decidieron manifestarse tres días después para pedirles a las autoridades provinciales “una solución inmediata” para no “lamentar otro accidente fatal”, según sostuvo el presidente vecinal de Los Chañares, Heber Ortiz.

La preocupación incrementa no sólo por la cantidad de familias cercanas a la ruta, sino porque también están ubicadas las canchas de hockey “Los Alerces”, de rugby “La Herradura” y de fútbol “Cryder”.

Como si fuera poco, está próximo a inaugurarse el Hospital regional Madre Catalina, lo que aumentará aún más la circulación de vehículos y personas.

Además, pobladores de las localidades cercanas acuden a Merlo para hacer compras o llevar a sus chicos a los colegios. “A eso le debemos sumar el turismo y los colectivos de larga distancia que ingresan a la Villa”, planteó Ortiz.

“El estado de la ruta no es malo pero estamos pidiendo que haya iluminación completa y un acceso ordenado con una rotonda”, señaló el vecino. Asimismo solicitan más señalización y controles de tránsito en la zona de la EMEI, donde también está ubicada la Universidad Nacional de Los Comechingones.

Mariel, también integrante de la comisión vecinal, señaló que otra de las problemáticas en esa área son los reductores de velocidad. “Se pusieron con la finalidad de asegurar la salida de los sectores y no funcionaron, son medidas que no resultaron”, consideró.

“Hace muchos años que estamos con el pedido de rotondas, ingresos y accesos seguros”, remarcó.

Durante el reclamo, en el que se entregaron folletos, se acercó el director del Ente Control de Rutas, Nicolás Anzulovich y con él acordaron una reunión para los próximos días, donde se anunciarían las medidas a implementar.

El funcionario les anticipó anticipó que primero buscarán dar soluciones a corto plazo. Una de ellas podría ser “efectuar ensanches de ruta para que los vehículos puedan tener ramas de desaceleración y de aceleración cuando ingresan y egresan de este sector”, y “ver qué posibilidades hay también de colocar semáforos”.

En este sentido, la semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados un proyecto de declaración en el que se plantea que se “vería con agrado la incorporación en el presupuesto 2019, de los trabajos de ensanche” entre La Punilla y Merlo.

Anzulovich les dijo a los vecinos que también analizarán “proyectos más integrales que lleven más tiempo” porque “es una traza que tiene mucho tránsito” y que prácticamente se ha convertido en “una avenida del municipio de Merlo”.

Pese a los numerosos inconvenientes que presenta la ruta provincial, la autoridad planteó que según las estadísticas “más del 90% de los siniestros viales son por imprudencias de los conductores”.

Hace un par de años surgió una iniciativa del diputado provincial por el departamento Junín, Alberto Fara. Se trataba de un proyecto para que el Poder Ejecutivo construya una autovía o autopista sobre la ruta en el tramo comprendido entre la Villa de Merlo y La Punilla.

Uno de los argumentos fue justamente el crecimiento poblacional y el turismo. Además consideraba que el trayecto cuenta con “poca seguridad dado el trazado y el alto tránsito”.

“Si vemos las cifras del padrón electoral 2017 (…) hemos determinado aproximadamente 75.000 habitantes de localidades que directa o indirectamente tienen la influencia de ella”, planteó el legislador.

Y tampoco se puede “obviar la importancia económica de dicho trayecto con numerosos emprendimientos, principalmente turísticos”, consideró.

Los 13 accidentes 

2 enero: En el kilómetro 48 un Chevrolet Corsa Classic, en el que viajaban tres mujeres, volcó a la altura de Villa del Carmen. Leónidas Monti y Macarena Fernández fallecieron.

22 enero: Alfredo Domingo Castro murió luego de que su vehículo perdiera el control e impactara contra un árbol en el kilómetro 1, a 800 metros del ingreso a Merlo.

28 febrero: En inmediaciones del kilómetro 15 una VW Suram volcó y cuatro personas oriundas de Buenos Aires resultaron heridas.

4 marzo: Tres personas sufrieron lesiones luego de que un Ford Ecosport volcara en la banquina en la zona del paraje Poste Fierro.

5 mayo: En el kilómetro 37,5 Mayra Ximena Ferreyra y su beba perdieron la vida en un choque. Otras cinco personas resultaron heridas.

19 mayo: En la intersección con la calle San Isidro, en el ingreso a Merlo, impactaron una Fiat Fiorino y una moto Honda 150 centímetros cúbicos. Ambos circulaban en el mismo sentido y colisionaron cuando el rodado mayor giró hacia el este.

26 mayo: Un hombre sufrió un traumatismo en su rostro como consecuencia de un choque entre una Motomel 110 centímetros cúbicos y una camioneta Nissan, sobre Ruta Nº1 y Las Gramillas.

3 de junio: En Villa Larca, a la altura del kilómetro 26, un Fiat Palio y un Siena impactaron y falleció Néstor Mario Torres.

26 julio: En el kilómetro 14, frente al Establecimiento San Francisco, una mujer que viajaba con su mascota en un Fiat 147 mordió la banquina, perdió el control del vehículo y volcó. Debió ser trasladada al hospital de Merlo.

31 de agosto: Carlos Alaniz viajaba en una moto Brava 150 centímetros cúbicos y fue embestido por un Renault Clio. Murió en el lugar.

12 septiembre: A la altura de Villa Larca en la intersección con calle 22 de Junio, un colectivo de Panaholma chocó con un Fiat Uno. Sólo hubo que lamentar daños materiales.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR