X

Usuarios del interior recurrirán a Enargas porque la suba por la facturación estimada llega al 1.100%

Se trata de vecinos de La Toma, Naschel, Tilisarao, Justo Daract y la Villa Mercedes. Apuntan a Ecogás por los “excesos”.

Está prevista una convocatoria para analizar la posibilidad de incorporar usuarios a la tarifa social, hecho que traería un alivio al bolsillo de los consumidores.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 01/10/2018 23:39
PUBLICIDAD

Los reclamos por facturaciones que sobrepasan los aumentos autorizados por el Gobierno nacional alcanzaron a varias localidades y ciudades sanluiseñas, y se calcula que el monto de las boletas cuestionadas hasta la publicación de esta nota suma un total aproximado de $8 millones.

En este sentido y tras una serie de planteos a Ecogas, que ratificó la modalidad de facturación de consumo, se trazará la problemática ante el presidente de Enargas, Mauricio Roitman.

El pedido se enmarcó en tres aspectos generales. En primer término rechaza el cálculo estimado, al cual consideran “por encima del incremento oficial”; en segundo término refutan la “recategorización arbitraria”, donde varios usuarios fueron asignados en la categoría R3 cuando en realidad pertenecen a la R1 y por último cuestionan la emisión de “facturas doble”.

El problema de “las abultadas” facturas 

En el caso particular de La Toma el Concejo Deliberante acompañó los reclamos y tomó posición ante el problema definiéndolo como un ajuste “abusivo, ilegítimo y arbitrario”, incluso remarcaron la necesidad de formular la “emergencia tarifaria”.

“Estas fuertes tarifas son una trasferencia de recursos desde el bolsillo de los trabajadores, comerciantes, industriales, hacia las arcas de las empresas privadas de servicio, con la excusa de que la actualización de tarifas es para la inversión, cosa que no ocurre”, manifestaron.

Mediante una resolución la Legislatura sostuvo la necesidad de evaluar la “formalización de una nueva lectura sobre consumo, la cual debe ser real y no estimada, determinando con precisión los montos y períodos a abonar”.

Sin embargo la empresa fue clara al responder que no modificará la modalidad de facturación, dado que aseguraron que los importes fueron emitidos “de acuerdo a lo previsto en los cuadros tarifarios vigentes aprobados por el Enargas”.

“El mecanismo de estimación es legal y está previsto por el reglamento del Enargas que regula nuestra actividad, y cuyas disposiciones son cumplidas en forma irrestricta”, añadieron.

Por otra parte reconocieron que el marco legal no permite más de tres facturas estimadas por año, pero especificaron que la normativa accede a la extensión del límite en determinados casos en los que no hay acceso a la medición.

“Al respecto se ratifica que Distribuidora de Gas Cuyana S.A. encuadra su accionar en un todo de conformidad a las disposiciones enunciadas precedentemente”, dijo la empresa que tiene como accionista a la familia de Felipe Tomasevich, ministro de Infraestructura y Obras Públicas de Alberto Rodríguez Saá.

El reclamo ante Enargas

La situación está surcando un límite en los usuarios que lejos de obtener soluciones concretas, continúan recibiendo altas cifras a abonar, ahora con el aviso oficial de Ecogas de que si no se inicia el pago de las facturas (aunque sea de una cuota), se procederá al corte del suministro.

En este sentido quienes más problemas vivenciaron son los jubilados y pensionados, quienes en algunos casos perciben una suma de alrededor de $7 mil de haberes y la boleta les llegó de $10 mil.

Otros damnificados son las rotiserías. En La Toma un comercio del rubro recibió la última factura con un monto de $19 mil; esta contundente suba impactó a la economía del negocio y puso a consideración la disminución de los días de trabajo de la empresa.

En este sentido los vecinos del pueblo iniciaron una recolección de las boletas afectadas para concretar un nuevo reclamo, a pesar de la reciente negativa de Ecogas.

La ex concejal Mary Suárez recibió algunas facturas y asesoró a los damnificados, pero finalmente decidieron unificar el pedido en la Liga de Amas de Casa, para otorgar neutralidad desde el punto de vista político.

“A muchos les vino el aviso de corte. ¿Dónde está la regulación del Estado, tanto Nacional como Provincial?”, reflexionó Suárez. De este modo insistió que el máximo incremento registrado fue de 1100%, y que al menos en La Toma hay cientos de casos que presentan problemas en la facturación.

Por otra parte destacó la dificultad que representa el tema para la gente del interior, que para efectuar un reclamo tiene que dedicar un día para viajar y solicitar un turno en las oficinas correspondientes, hecho que no siempre culmina en respuestas concretas y que hasta puede significar problemas en el trabajo.

La titular de la Liga de Amas de Casa, Amavilia Castro, informó que desde la institución están llenando los formularios para concretar el reclamo, documentos que posteriormente la diputada provincial del departamento Pedernera, Norma Pastor, presentará ante el Enargas.

Además está prevista una convocatoria para analizar la posibilidad de incorporar usuarios a la tarifa social, hecho que traería un alivio al bolsillo de los consumidores.

“Nosotros estamos haciendo las cosas de buena voluntad. Conozco el caso de una señora por ejemplo que le vino una boleta de $9 mil”, indicó a modo de ejemplo para graficar el exceso.

La diputada Pastor, decidió gestionar el reclamo

Según especificó en diálogo con elchorrillero.com, centralizó los reclamos de Naschel, Tilisarao, La Toma, Justo Daract y algunos de Villa Mercedes. Tras la iniciativa se ha pedido la apertura de una oficina para la recepción de casos en San Luis y una ampliación en la ciudad villamercedina.

Pastor ya se reunió con autoridades de Ecogas en Mendoza y presentó documentación a modo de reclamo. Ahora espera una audiencia con el presidente del Enargas.

“Luego de haber asistido a Mendoza me di cuenta de que había una especie de trampa, por decirlo de alguna manera, en la subestimación de la lectura estimada y se producía una sobrefacturación dado que al hacer una lectura real, la suma de los metros cúbicos arrojaba el cambio de categoría provocando que esa suma sea considerablemente superior”, explicó.

Pastor especificó que lo primero que quiere establecer es definir si lo que visualiza es correcto. De ser así aseguró que se trata de algo que “va en desmedro del consumidor” y sería “una estafa”. “Estoy convencida de que existe una sobrefacturación de la empresa”, expresó.

También explicó que si bien están autorizados a emitir estimaciones en las facturas cuando no se puede acceder a los medidores, para Pastor no es un patrón que se cumpla en las localidades damnificadas ya que no están estructuradas en edificios que tornen inaccesibles las lecturas reales, sino que obedecen a la instalación sobre la línea municipal, haciendo totalmente accesible la facturación correcta.

Por último aseveró que “no hubo ningún índice de aumento oficial que justifique la tarifa” y agregó que hasta el momento calcula que posee un promedio de reclamos de entre $7 millones y $8 millones.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR