X

Ziliotto denunció “acoso y amenazas” durante 13 años: “Me quebraron de todas las maneras posibles”

La ex funcionaria judicial sostuvo que sigue recibiendo ataques y apuntó contra el actual ministro de Seguridad, Diego González.

Calificó de “testigo trucho” a Diego González que en aquel momento se desempeñaba como asesor del ministerio de la Legalidad.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/10/2018 20:10
PUBLICIDAD

Mariana Ziliotto que hizo públicas hace trece años las presiones a jueces para que presentaran sus renuncias anticipadas en blanco y dio lugar a una denuncia por la cual ahora se juzga al ministro Sergio Freixes y al exviceministro, Mario Zavala, declaró hoy por más de tres horas en la segunda jornada del debate.

Calificó de “testigo trucho” a Diego González que en aquel momento se desempeñaba como asesor del ministerio de la Legalidad y denunció que es “atacada” desde la “página digital Edición Abierta” a la cual vinculó a “un señor (Gustavo) Thompson”, designado en el ministerio de Seguridad donde “gana fortunas”.

Además cuestionó a la periodista y actual funcionaria del Gobierno provincial, Gloria Velázquez. Y reveló como Mario Zavala siendo juez agredió al entonces camarista, Domingo Flores.

Los principales pasajes de su declaración son los siguientes:

“Desde hace 13 años y hasta ayer recibí permanentemente el acoso y la amenaza. Me quebraron de todas las maneras posibles, quebraron a mi familia. Tengo hijos de 14 y 16 años. Ayer, una página web digital que se llama Edición Abierta vuelve a atacarme con fotos, dice que este juicio es una historia de amor con una frustración. Lo grave es que esta página digital es de un señor que se llama Thompson que acaba de ser designado en el ministerio de Seguridad de la provincia como asesor. Acá está el decreto. Gana una fortuna. Este señor es el dueño de Edición Abierta, es miembro del ministerio de Seguridad.

“Diego González es uno de los testigos, en ese momento ellos presentan tres testigos truchos. González era asesor del ministro de la Legalidad”.

“Tengo la tranquilidad de que he sido una fuente inagotable de fuentes laborales porque a los que declaraban acá les iba espectacularmente bien, los que declaraban a favor de ellos, por supuesto”.

“Diego González declara que me ve. A los pocos meses es designado secretario penal y luego juez penal y nunca rindió un concurso. Lo nombraron directo en el Poder Judicial. Pueden pedir los antecedentes de este señor en la Justicia. Después estuvo en varios cargos y tres meses antes de que comenzara este juicio, no sé si nadie le aviso al gobernador (Alberto Rodríguez Saá) quien era este hombre, lo nombro ministro de Seguridad de la Provincia”.

“Tuve otros ofrecimientos. Un día estaba en mi casa y me llama una periodista y me dice soy Gloria Velázquez, te llamo de parte de Zavala porque él no se anima a llamarte, él te quiere llevar al Superior Tribunal como jueza. Y le corté. A esa periodista, que después me llamó para decirme que había perdido el trabajo porque yo declaré, le crearon un cargo en el Ejecutivo por única vez y le dieron el manejo de la pauta oficial. Estuvo un tiempo y cuando ella se fue, al cargo lo sacaron no existe más. Fue creado a imagen y semejanza de ella. Es una persona muy vinculada al Gobierno actual, incluso ha escrito un libro con el gobernador. Tienen cargos en el ejecutivo en este momento.

“El otro testigo que traen es el señor Arturo Masjoán. Siempre ve todo en su calidad de periodista y siempre por supuesto declara a favor de Zavala”.

“Sucedió un hecho muy importante que yo pido se lo pregunten a la doctora (Diana) Bernal (ex) fiscal de Cámara y el (ex) juez (Domingo) Flores. En un momento, se había puesto muy difícil la situación porque Flores estaba revocando todos los fallos que tenían favorables. Zavala que quería detener esa situación porque también fue camarista lo agarra lo empuja y lo tira del cuello, a tal punto que Flores puso custodia. Entonces teníamos un juez con custodia por la conducta del otro juez. Todo el tiempo estuvo así. El doctor Flores hizo lo que correspondía, la denuncia. Pobre doctor, creyó que iba a prosperar”.

“Quiero mencionar al doctor (Néstor) Spagnuolo que fue el tercero que estaba. Estaba mi renuncia, la de Luthens (fiscal) que yo lo veo firmar y la de Spagnuolo que yo no lo veo firmar pero que después nos enteramos que si vino, pero no me consta”.

“El doctor Spagnuolo es una buena persona, era lógico que llegara a la Cámara. Un día me lo encuentro en Villa Mercedes, me dice mirá mi Juzgado, ya había pasado todo esto. Otra vez que lo encontré fue en abril del 2016, yo había ido a Villa Mercedes a donar sangre a mi padrastro. Me lo encuentro en la terminal tomando el mismo colectivo. Me empieza a decir que lo están siguiendo, una pareja. Me dice me han puesto una antena me escuchan las conversaciones. El único lugar donde me siento tranquilo es en El Trapiche´. Venía descompuesta, cuando llegó a San Luis me bajo del colectivo y me caigo desmayada. Y el tipo me levantó, cargó en un taxi y acompañó hasta mi casa. Ese juez terminó totalmente destruido. Al poco tiempo renunció”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR