X

Una vez más robaron en el Club Chancay; se llevaron elementos de hockey y rugby

Es la cuarta vez que ingresan a la institución deportiva en lo que va del año. Han podido recuperar algunos elementos.

Es el cuarto robo que sufre el club este año.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/10/2018 01:04
PUBLICIDAD

En los últimos días el club Chancay fue otra vez blanco de los delincuentes: en esta oportunidad se llevaron equipos de hockey y de rugby.

En total robaron ocho máscaras protectoras, un equipo de arquero completo, alrededor de 100 conos, 30 sticks tanto de infantiles como de adultos, dos bolsos con pelotas de rugby y uno de hockey.

La sorpresa del hecho se la llevaron los directivos cuando el martes por la mañana abrieron las instalaciones. Luego de constatar el faltante, inmediatamente radicaron la denuncia en la Comisaría Nº 3.

El predio de la institución deportiva está ubicado en el sur de la ciudad de San Luis, sobre la Avenida IV Centenario a metros del cementerio Los Alamos. La “falta de iluminación” es uno de los principales problemas con los que lidian.

La entidad no es la única que vive los hechos de inseguridad, sino también los habitantes de los barrios El Faro I, II y III que colindan con las instalaciones. Allí los vienen denunciando constantes robos en sus viviendas.

Se encuentra además a solo a tres cuadras del Faro de la Sabiduría, donde funcionan las oficinas de la División Rápida Intervención Motorizada (DRIM) de la Policía de San Luis, y a mil metros de Terrazas del Portezuelo.

Con la intención de recuperar lo sustraído el Club realizó una publicación en su página oficial de Facebook.

En diálogo con elchorrillero.com, la profesora de las divisiones formativas, Ángela Caliri contó que sospechan que los malvivientes tenían “estudiados los movimientos” porque fueron “directamente al almacén” donde son guardadas las cosas.

En otras ocasiones entraron al quincho y a las oficinas rompiendo las alarmas de seguridad. En una de ellas se llevaron hasta un desfibrilador que hasta hoy no fue hallado.

Detalló Caliri que estos episodios delictivos “preocupan” a los padres de los chicos que asisten: “Nos manifiestan su malestar y que ‘gracias a Dios’ los hechos suceden cuando no hay nadie”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR