X

“Buscan licuar la figura del kirchnerismo y subsumirlo al saaísmo”

Es el objetivo de los hermanos Rodríguez Saá, de acuerdo al análisis de Dolores Lucero Belgrano, dirigente kirchnerista que no fue atraída por el imán del Gobierno provincial tras la salida de Cristina Fernández del poder.

Dolores Lucero Belgrano consideró que a Cristina la representan en San Luis dirigentes que “no están justamente ocupando espacios en el poder".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/10/2018 07:48
PUBLICIDAD

Sostuvo que Alberto Rodríguez Saá “no lidera en San Luis” el “proyecto nacional y popular” como denomina al kirchnerismo.

Consideró que a Cristina la representan en San Luis dirigentes que “no están justamente ocupando espacios en el poder o ejerciendo algún cargo público”, y que la simbolizan “en la militancia diaria”.

En una entrevista que ofreció al programa No te rindas que conduce Nino Romero por FM La Bomba, Lucero Belgrano también opinó del senador Adolfo Rodríguez Saá y del intendente Enrique Ponce.

Del cinco veces gobernador de San Luis dijo que por su extracción partidaria tiene acercamiento con los sectores contrarios al Gobierno Nacional. Y del actual intendente capitalino que llegó a ocupar el cargo a través del “movimiento nacional y popular”, pero que en el andar de su gestión fue tomando posiciones; y que además encaró “el camino del poncismo”.

Dolores Lucero Belgrano es una dirigente del Frente para la Victoria y ex funcionaria de la Municipalidad de San Luis, de origen peronista. Su padre  Julio Lucero Belgrano, fue en la década del ´90 presidente de Bloque de concejales del PJ de la ciudad de San Luis y después integró el gabinete municipal.

Además se refirió a la conformación de un espacio kirchnerista que se estaría generado por una “ruptura del vínculo entre el pueblo y sus representantes”, por lo cual considera que se está empezando “a buscar referencias que nos den algunas ganarías”.

Dolores Lucero Belgrano junto al jefe del Bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

-¿Alberto es el representante del proyecto nacional y popular en San Luis?

-Alberto es el gobernador de la provincia y llegó a la gobernación no por el Frente para la Victoria, sino por el Frente Unidad Justicialista como lo denominó en su momento y pretendió que fuera después; y ha tenido diálogo y conversación con los dirigentes de Frente para la Victoria entendiéndolo como acuerdo coyuntural con dirigentes del proyecto nacional y popular.

Creo que claramente la referencia nacional de Cristina Fernández de kirchner hace que en los territorios nacionales los referentes sean aquellos que siempre han transitado por el mismo sendero, y aquellos que se suman en algún tipo de acuerdo para enfrentar a un adversario en común son estos dirigentes o representantes de otros espacios que se suman, por decirlo de alguna manera, de forma temporal para hacer frente a una situación particular.

Yo no considero que lidere el proyecto….

-¿Y Adolfo?

-Adolfo es el referente del PJ en la provincia, que por su condición de senador Nacional tiene acercamiento con aquellos que hoy están en el lado opuesto a lo que es el gobierno nacional y pueden tener puntos en común, o por la condición de peronista y de kirchneristas en otros casos; pero es el referente del PJ provincial y tampoco me parece que pueda constituirse, si en un líder de la oposición, pero no para que conduzca el proyecto nacional en la provincia.

-¿Enrique Ponce?

-Es el intendente que llegó dentro de lo que es el proyecto nacional, con la conducción de Cristina, con una fuerte adhesión del proyecto creado a instancias de Néstor Kirchner y que llevó adelante Alicia Kirchner. Esto más la sumatoria del trabajo y el esfuerzo de todos los que estamos dentro del proyecto, hicieron posible que Ponce sea intendente de la ciudad.

Después en su andar de la gestión evidentemente ha ido tomando posiciones siempre con el fundamento de priorizar la gestión.

Recuerdo en el proceso electoral del 2017 cuando se hablaba de posibles candidaturas, él habló de una desilusión del proyecto nacional y popular y que por eso él conformaba una fuerza política local para hacer frente a las elecciones; y en ese momento cuando se le consultó quiénes iban a ser los candidatos, dijo que se abocaba a la gestión y que de la cuestión política se ocuparan otros. Creo que en eso es en una de las pocas cosas que ha cumplido. Esto no quiere decir que no tenga diálogo, con los otros espacios políticos y que hoy al decir de algunos allegados a su espacio van a esperar el posicionamiento de los máximos referentes tanto nacionales como provinciales para definir en qué lugar se van a parar en el 2019.

-¿Ponce no se alejó del proyecto popular y nacional y no dejó de ser el referente de Alicia Kirchner?

-Creo que encaró un camino del poncismo y en ese sentido creo que hay que preguntarle a él en qué consistió la desilusión de ese espacio, por lo que se habría alejado e incluso habría hecho acuerdos para trabajar mancomunadamente con referentes que claramente están en la vereda opuesta del proyecto Nacional.

La argumentación, el por qué y los fundamentos, los tiene el intendente, lo que vemos públicamente es que él se alejó y tuvo un acercamiento con los que han sido históricamente a nivel nacional adversarios del proyecto nacional.

-¿Qué espacio en San Luis representa a Cristina?

Hay muchos compañeros, dirigentes políticos, que no están justamente ocupando espacios en el poder o ejerciendo algún cargo público que lo representa en la construcción política y que la representan en la militancia diaria.

Recuerdo el año pasado de lo que fue el acuerdo programático que se firmó y analizándolo un poco era un acuerdo entre dirigentes, creo que la representación de Cristina, pero no personalicemos, sino la de un proyecto político, está dado hoy por hoy en compañeros o referentes que no justamente está ocupando espacios ni el gobierno ni en el Poder Legislativo, pero que sí llevamos adelante un trabajo de militancia para poder generar alternativa a esta polarización local que excede lo nacional porque se da en relación a estos nuevos aliados o a estos nuevos acuerdos que se van generando, que pretenden licuar o disolver la figura del kirchnerismo o lo que este espacio representa y subsumirlo a lo que sería el saaísmo y la representación del macrismo en la provincia.

Hay muchos dirigentes que firmaron el acuerdo programático utilizando nombres de espacios políticos o agrupaciones, y cuando lo hablábamos tiempo atrás, acordábamos que las bases del proyecto nacional y popular no en su mayoría habían aprobado o suscripto este acuerdo programático que en definitiva hace que hoy me consultes esto.

Esta suerte de confusión entre la dirigencia y las bases, o el distanciamiento entre eso, hace que no se avizore bien la representatividad del proyecto político.

-Los hermanos González Espíndola parecen haber cedido la iniciativa a favor de Alberto…

-No se si la iniciativa; soy muy respetuosa de las decisiones que puedan tomar los dirigentes siempre y cuando esa decisión sea en función de alguna convicción, que tomarla sea en beneficio de construcciones colectivas.

En este caso, ellos que son fundadores de un partido que se denomina Frente para la Victoria no sé si es tan así, no sé si la decisión está fundada en el beneficio o aportar a una construcción colectiva; a mí me genera dudas, hay mucho descontento en las bases y sobre todo una crisis de representatividad porque convengamos que el Frente para la Victoria, no el partido local, sino el frente que aglutina agrupaciones y partidos ha sido bastante vapuleado y combatido, justamente por el saísmo en San Luis. Entonces que hoy esté todo como mimetizado hace que la parte del pueblo, la proporción que optó por el Frente para la Victoria se sientan estafados desde lo ideológico. Entonces eso genera una ruptura del vínculo entre el pueblo y sus representantes, que hace también que empecemos a aglutinarlo y empezar a buscar referencias que nos den algunas ganarías.

-¿Garantías a los militantes del proyecto nacional para convertirse en una alternativa de kircnerismo que es saismo, macrismo o poggismo?

-Creo que la garantía no es solo la militancia de un espacio, eso es solo una parte del pueblo que decide adoptar una filosofía de vida y militar un proyecto político; esto es un poquito más grave, porque uno milita en un proyecto que puede tener mayor o menor adhesión, ese proyecto va a estar representado por aquellos que en los procesos electorales integren las listas y en el caso de ser elegidos y después tomar otro rumbo significa viciar la voluntad popular, y creo que es cuando se rompe el contrato social, donde uno no solo deposita las expectativas sino lo que uno elige como la posibilidad para poder obtener una mejor calidad de vida, reconocimiento de los derechos, una defensa de los derechos y también por qué no, como espacio político respaldado por el voto popular poder ayudar a las mayorías o minorías a la construcción de políticas públicas que se sustenten en el tiempo y redunden en el beneficio de todo el pueblo.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR