X

Ballottage en Brasil: Bolsonaro llega como favorito, pero Haddad acortó la diferencia

Más de 147 millones de brasileños están habilitados para ir a las urnas y poder elegir al nuevo presidente entre dos visiones diametralmente opuestas de país, la del nacionalista Jair Bolsonaro (PSL) y la del progresista Fernando Haddad (PT).

La policía federal y el Tribunal Superior Electoral investigan a Bolsonaro.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/10/2018 02:13
PUBLICIDAD

El ballottage de hoy será el sexto desde la vuelta a la democracia en 1985, el presidente electo asumirá el mando por cuatro años el 1 de enero de 2019, reemplazando al saliente Michel Temer.

Los 147 millones de ciudadanos pueden votar en los más de 83.000 centros de votación distribuidos en los 5.570 municipios de los 27 estados del país. Además del balotaje presidencial, se realiza la segunda vuelta para elegir gobernadores en 14 estados brasileños.

Unos 280.000 efectivos custodian las elecciones, el operativo de seguridad está Integrado por miembros de distintos cuerpos, entre ellos la Policía Civil, la Policía Militar, las fuerzas armadas y la guardia municipal.

En la mayor parte del país los comicios cerrarán a las 17, pero en los estados del norte se extenderá hasta las 19, hora de Brasilia (la misma hora que en la Argentina),informó Télam

Jair Bolsonaro ganador de la primera vuelta con el 46% de los votos y candidato del Partido Social Liberal (PSL) llega como favorito frente al izquierdista Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT) que obtuvo el 29%.

 

Perfiles:

Jair Messias Bolsonaro

Tras su paso por el Ejército, el polémico y carismático candidato del Partido Social Liberal comenzó su carrera política en las elecciones municipales de 1988, siendo electo concejal de Río de Janeiro en las filas del partido Demócrata Crisitiano. En febrero de 1991 asumió una banca como diputado federal en el Congreso de Brasil, la cual mantiene hasta la fecha.

En todos estos años ha cambiado varias veces de fuerza política, integrando desde 1993 diversas facciones del Partido Progresista y el Partido Social Cristiano en el período 2016-18, hasta enero de este año que ingresó en el PSL.

Bolsonaro plantea posiciones conservadoras en lo social y por ello recibe un gran apoyo de las iglesias evangélicas. En el plano económico se presenta la principal incógnita, porque si bien ha mantenido en toda su vida política un discurso fuertemente nacionalista su principal asesor económico -Paulo Guedes- tiene una visión liberal de la economía e impulsa privatizaciones. Su candidato a la vicepresidencia es Antonio Hamilton Mourao del Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB).

Fernando Haddad

El candidato del PT es abogado y economista, fue ministro de Educación de Brasil desde julio de 2005 hasta enero de 2012, abarcando parte de los gobiernos de los ex presidentes Lula Da Silva y Dilma Rousseff.

En enero de 2013 asumió como alcalde de San Pablo, cargo al cual buscó la reelección en las municipales de 2016, pero fue derrotado en primera vuelta por Joao Doria del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), ese mismo año fue destituida Rousseff y el PT quedó envuelto en denuncias de corrupción, que mermaron el caudal electoral de la fuerza.

Tras quedar inhabilitado Lula Da Silva para competir por la Presidencia e ingresar en prisión, Haddad fue el designado por el partido a último momento. De visión progresista en lo social, reivindica lo actuado por los gobiernos del PT entre 2003 y 2016, y el desarrollo económico que permitió a millones de brasileños mejorar su condición social e integrar al país al grupo de los Brics. Su candidata a la vicepresidencia es Manuela d´Ávila del Partido Comunista (PCdoB).

La tercera fuerza en la primera vuelta con el 12,5 % de los votos, los laboristas del PDT, liderados por Ciro Gomes han dado un apoyo “crítico” a Haddad, la cuarta fuerza los socialdemócratas del PSDB que obtuvieron el 4,8 % de apoyos han dado libertad de acción a sus votantes.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR