X

Encontraron muerta a una mujer en un hotel alojamiento y detuvieron a su exesposo

Tenía signos de violencia en la cara y otras partes del cuerpo. La versión del acusado que terminó con su arresto.

La mujer asesinada era una ciudadana peruana de 51 años, identificada como Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 17/12/2018 16:09
PUBLICIDAD

Empleadas domésticas de un hotel alojamiento en Lomas de Zamora que se disponían a limpiar una habitación se encontraron con un hallazgo macabro. Boca arriba y con signos de violencia en la cara y otras partes, el cuerpo de una mujer estaba tirado en la cama. Por el crimen detuvieron al exesposo que había pasado la noche con ella. El hombre le dijo a sus familiares que su pareja “murió durante una pelea”.

La mujer asesinada era una ciudadana peruana de 51 años, identificada como Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre. El albergue transitorio Acapulco queda en Villa Centenario. Las empleadas llegaron a la habitación después de que el acusado se fuera en el mismo auto con el que había entrado la noche anterior junto a la víctima. Los investigadores no descartan que haya sido estrangulada, aunque será la autopsia la que determine la causa de la muerte.

Los encargados del establecimiento llamaron a la policía e intervinieron agentes de la comisaría 7° de Lomas de Zamora. Mientras hacían las primeras tareas de investigación llegaron al lugar la excuñada de la víctima y sus hijos. Dijeron que el exesposo de la mujer, Alfredo Agustín Noriega, de 53 años, había llamado para hacer una confesión. “El hombre le dijo a la hermana que había tenido una pelea con su exmujer ahí dentro del hotel, que se le había muerto y que la había dejado abandonada en la habitación”, explicó a Télam una fuerte de la investigación.

A partir de esta versión la fiscal, Marcela Juan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Lomas de Zamora, ordenó la detención de Noriega. La policía lo encontró cerca de la casa de una de sus hermanas. La fiscal lo imputó por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé una pena de prisión perpetua.

No es la primera vez que se produce un femicidio en un hotel alojamiento. En octubre pasado encontraron muerta a una mujer embarazada de ocho meses en un establecimiento en Florencio Varela, Carolina Estefanía Medina.

La autopsia determinó que la mujer murió desangrada como consecuencia de las heridas que sufrió en su aparato genital, urinario y digestivo. Por el crimen fue detenido su pareja, Ariel Norberto García,identificado como la persona que entró con ella al hotel y que luego se escapó del lugar, tras el asesinato de la chica.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR