X

Suben las alertas por las contínuas erupciones y un posible nuevo tsunami

El “hijo del Krakatoa”, el volcán Anak, sigue haciendo erupción y las autoridades indonesias alertaron a la población y a los turistas a mantenerse alejados de las playas, por temor a que pueda producirse una segunda devastadora ola de tsunami, señala ANSA, según refirieron los medios locales.

El tsunami golpeó las playas 24 minutos después de la erupción del volcán que presuntamente lo desencadenó.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/12/2018 09:34
PUBLICIDAD

Al menos 222 personas murieron por el tsunami que golpeó a la zona ubicada en el litoral del estrecho de Sonda- entre las islas Java y Sumatra-, sin activar las alarmas.

Hay otras 28 personas desaparecidas y 843 heridas, mientras que se registraron graves daños en casas, hoteles, embarcaciones e infraestructuras, según el recuento provisional de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB).

Hasta el momento el balance de los destrozos indica que son al menos 600 las viviendas destruidas, y hay nueve hoteles severamente dañados, en tanto los desplazados son casi 12.000.

El sistema de alerta en la zona devastada por el tsunami “no está operativo desde 2012” debido a la escasez de fondos, actos de vandalismo y problemas técnicos, reveló el vocero de la agencia para la gestión de desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

El tsunami golpeó las playas 24 minutos después de la erupción del volcán que presuntamente lo desencadenó.

Todas las víctimas son de nacionalidad indonesa y se estima que la cantidad “podría subir” a medida que se acceda a lugares donde no han llegado hasta el momento los servicios de emergencia, apuntó Sutopo Purwo Nugroho, el vocero de BNPB.

La erupción del volcán Anak Krakatau -entre Java y Sumatra-durante la noche del sábado provocó un corrimiento de tierra submarino que sumado a la marejada por la luna llena creó un tsunami que sorprendió a cientos de personas en las playas de la región.

La ausencia de un fuerte terremoto, fenómeno que sirve para activar el sistema de alarmas ante un posible tsunami, dejó silenciadas las sirenas mientras se aproximaban las olas gigantes, dijeron expertos de la Agencia Meteorológica, Climatológica y Geofísica de Indonesia (BMKG).

El distrito de Pandeglang, a unos 100 kilómetros al oeste de Yakarta, es la zona más afectada con 164 fallecidos y 624 heridos, así como centenares de casas dañadas, hoteles, botes y vehículos.

Pandeglang, debido a su proximidad con la capital, sirve de lugar de escapada para muchos capitalinos.

Allí se encontraban 300 trabajadores de una empresa gubernamental que asistían a un concierto con motivo de la festividad de fin de año.

A través de un video viralizado por las redes sociales, se ve cómo los cantantes del grupo “Seventeen” se vieron sorprendidos en el escenario por la subida de las aguas que arrastró la estructura contra el público.

Riefian “Ifan” Fajarsyah, vocalista de la formación, confirmó a sus seguidores la muerte del bajista y el mánager de la banda y dijo que su novia y otros tres integrantes se encuentran desaparecidos.

El director del BMKG, Rahmat Riyono, señaló en rueda de prensa que conforme a las informaciones recogidas por los medios se estima que las olas habrían alcanzado una altura de hasta dos metros y se habían adentrado unos 19 metros desde la costa.

“En el caso de terremotos, la posibilidad de un segundo tsunami es muy pequeña. Pero como este ha sido causado por una erupción, el escenario es diferente” advirtió Riyono

El volcán Anak Krakatau, de 305 metros de altura e “hijo” del Krakatoa, expulsó anoche magma, rocas y una columna de humo a más de medio kilómetro desde su cumbre.

El el 26 de diciembre de 2004, un tsunami golpeó el norte de Sumatra y a otros 14 países con el resultado de 226.500 muertos y desaparecidos, la mayor parte en Indonesia.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR