X

De película; con pasamontañas y con armas, así robaron un mercadito en la ciudad de San Luis

Ocurrió a un costado de la Avenida del Peregrino, a pocos metros de la Comisaría 7°. Dos empleados fueron sorprendidos por los ladrones que en solo tres minutos escaparon con unos $15 mil.

El robo ocurrió el jueves por la noche y se llevaron la recaudación de la tarde.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/01/2019 18:51
PUBLICIDAD

Como en una película, los ladrones se pusieron pasamontañas para entrar e intimidar con sus armas de fuego a los únicos dos empleados que habían quedado en el local, en el noreste de la ciudad capital. Eran las 9:30 del jueves, y solo faltaba media hora para que las puertas se cerraran.

Así, el hecho se sumó a la lista de asaltos a mano armada que se siguen multiplicando en San Luis y que son el reflejo de una ola de inseguridad descontrolada.

Todos los movimientos que hicieron los ladrones quedaron grabados por las cámaras de seguridad propias del negocio, y fue gracias a esas  filmaciones que fueron reconocidos.

Mercadito Las Sierras.

El mercadito se llama “Las sierras” y se encuentra en el barrio 90 Viviendas, a la altura de la primera rotonda de la avenida del Peregrino. Solo algunos pasos de ahí está la seccional donde los damnificados radicaron la denuncia.

“Entraron, le pidieron a la chica que se tranquilice y que se tirara al piso. Retiraron todo, más o menos $15 mil y salieron. Cuando se están yendo se sacaron el pasamontaña en la vereda y la cámara de seguridad que tengo afuera les captó la cara. Son cámaras particulares que tuve que poner porque ya había sufrido otros robos”, contó la propietaria del local, Mariela Albelo en diálogo con elchorriller.com.

Las grabaciones muestran también los momentos anteriores a que ingresar. Primero uno de ellos constata que en el negocio solo estaban dos personas; el carnicero y la cajera. Va y busca a su cómplice y juntos deciden entrar unos segundos después que Albelo se retirara en su vehículo. “Ellos entraron cuando hice media cuadra”, añadió en su relato.

En el negocio solo estaba la cajera y el carnicero cuando entraron los ladrones.

“Más allá del daño económico, lo que realmente me preocupa es saber que podrían haberle disparado a la chica, queda miedo y mucha inseguridad”, reflexionó Albelo.

La mujer contó que cuando vieron las imágenes reconoció a uno de los ladrones como un vecino “de muchos años” del Barrio Sucre, donde viven sus padres. “Yo aporté los datos y la Justicia ordenó un allanamiento”, sostuvo.

En el procedimiento los efectivos encontraron “las prendas de vestir” que habrían usado los delincuentes, pero ellos no estaban en la vivienda.

“Yo no quiero perjudicar a nadie pero tampoco quiero que me sigan perjudicando a mí. Ya está todo en la Justicia y veremos qué pasa. Espero que él se arrepienta o algo, porque sabía muy bien que el negocio era mío”, agregó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR