X

Horror: una mujer fingió el secuestro de su bebé para ocultar que lo había asesinado

El hecho ocurrió en Estados Unidos. Nakira M. Griner, de 24 años, se justificó diciendo que el pequeño, de 23 meses, no la escuchaba.

En Estados Unidos una mujer fingió el secuestro de su bebé para ocultar que lo había asesinado.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/02/2019 16:30
PUBLICIDAD

Un aberrante hecho conmociona a la sociedad estadounidense. Una madre de 24 años fue acusada en Nueva Jersey de asesinar brutalmente a su pequeño bebé de 23 meses, descuartizarlo, quemarlo y luego denunciar que había sido secuestrado por un desconocido.

Según informó el Departamento de Policía de Bridgeton, en un comienzo Nakira M. Griner denunció que su pequeño Daniel Griner Jr., había sido secuestrado por un extraño que la atacó mientras caminaba por Atlantic Street con el nene de 23 meses en un cochecito y su otro hijo atado a su pecho.

En su declaración, la mujer afirmó que el desconocido le dio una patada hasta que cayó al suelo, y una vez en el piso, continuó propinándole patadas. Cuando se levantó, según su relato, el cochecito y el bebé ya no estaban.

Al principio, la policía no sospechó de ella, ya que el carrito del pequeño apareció a pocas cuadras de la escena del presunto ataque con un par de zapatillas rojas adentro.

Pero cuando los oficiales buscaron las grabaciones de las cámaras de la zona no dieron con ningún ataque y su relató empezó a cambiar. Fue entonces cuando la madre accedió a realizar una prueba de polígrafo y  reveló que había dejado a Daniel vivo en el cochecito en Devonshire Place con la intención de que “alguien lo encontrara y lo ayudara”.

Finalmente Griner confesó haber golpeado al bebé tan fuerte que quedó con moretones en la cara y que luego cayó por las escaleras. Cuando los detectives le preguntaron por qué lo había golpeado, ella dijo que era porque él no comía ni la escuchaba.

Más tarde la la policía encontró los restos del pequeño quemados y desmembrados en bolsas de basura enterradas en un cobertizo en la casa de la madre.

Griner fue acusado de asesinato en primer grado, de la profanación de restos humanos en segundo grado y de la manipulación de pruebas en segundo grado.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR