X

El Club de Paracaidistas de San Luis celebrará sus bodas de oro en Villa Mercedes

A 50 años de su fundación, los paracaidistas puntanos continúan con las dificultades que les impiden el uso de los hangares del Aeropuerto Brigadier Mayor César Raúl Ojeda.

facebook Club de Paracaidistas San Luis
El 17 de mayo, la institución cumple 50 años.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 15/04/2019 23:02
PUBLICIDAD

Los paracaidistas están próximos a una fecha que los introduce en la ambigüedad de la felicidad y la amargura. Cumplirán 50 años el 17 de mayo y para ello organizaron una jornada de saltos de bautismo, pero lejos de concretarlo en la capital puntana, deberán hacerlo en el Aeroclub de Villa Mercedes.

Todo se remonta a una serie de dificultades que atraviesan desde el año pasado, cuando la empresa Aeropuertos Argentina 2000, que gestiona las terminales aéreas del país, les requirió $60 mil mensuales para el uso de los hangares.

Esta situación se tornó insostenible para la institución y debieron “exiliarse” en la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

Abonar el monto les sería imposible incluso en la suposición de contar con 50 paracaidistas activos y vuelos diarios, dado que el aeropuerto puntano no cuenta con el servicio de combustible 100 LL (estándar), que precisan las aeronaves con hélice.

Así la institución debe hacerse cargo de estos gastos, además de los seguros y demás cánones establecidos.

Actualmente está hecha una denuncia ante el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) en torno al uso de los hangares que históricamente fueron del Club de Paracaidistas.

Una letrada del Orsna actúa como mediadora y debe coordinar una reunión entre la empresa concesionaria del aeropuerto y los damnificados para llegar a un arreglo.

Independientemente de la gestión de los trámites legales, la fecha de aniversario se acerca y los paracaidistas debieron coordinar un espacio totalmente diferente de lo que tenían en sus planes.

Gracias al aeroclub villamercedino, podrán concretar los festejos unos kilómetros más cerca de la capital puntana. “Es triste tener que hacer algo que esperábamos hace tiempo, fuera de nuestro club”, expresó en diálogo con elchorrillero.com Sebastián Aldaño.

Bodas de oro

Quienes alguna vez se aproximaron a esta disciplina aseguran que una vez que se prueba el vuelo, “siempre se caminará por la tierra con la vista al cielo, porque ya se ha estado allí. Siempre se deseará volver”.

Por ello algunos apellidos como Sosa Pintos, Papaño, Guevara, fueron quienes hace 50 años atrás, en 1969, tuvieron el sueño de crear el club.

De acuerdo a lo que describió Aldaño, en ese tiempo se empezaron a hacer los primeros saltos en la provincia. El lugar de encuentro era el viejo Aeroclub San Luis, cuyos hangares todavía están en pie, al lado de la Escuela N° 312 República de Chile.

Con el paso del tiempo ello “se perdió” y en 1974 el Club de Paracaidistas se desprendió del aeroclub. En esos años la Fuerza Aérea se encargaba de los terrenos de los aeropuertos nacionales y fue cuando se otorgó un predio para la construcción de un hangar. Dichas instalaciones eran las que hasta el año pasado utilizaban los puntanos.

En conmemoración a toda esa historia, el 18 y 19 de mayo se realizarán los festejos en Villa Mercedes.

“Teníamos pensado invitar a paracaidistas de otras provincias, con los respectivos permisos lógicamente, y buscar un lugar para hacer algún récord, una formación de caída libre, formación de figuras, rutinas, incluso traer un avión más grande, realizar una cena, pero estos problemas nos obligaron a exiliarnos. Ahora estaremos en Villa Mercedes hasta que peleemos el derecho de nuestro terreno”, señaló Aldaña.

Las jornadas en la ciudad villamercedina prevén recibir a un grupo de aficionados que viajarán desde San Luis para concretar sus primeros saltos, y también se realizarán saltos deportivos profesionales y un almuerzo de camaradería con los aeronáuticos.

“Es algo triste el hecho de no poder hacerlo en San Luis, es más, teníamos proyectada la apertura de la escuela de paracaidismo, pero no será posible por ahora. Invitamos a la gente a que se sume. Más allá de que esto no es un deporte normal, existimos y queremos integrarnos a la comunidad deportiva que tiene la provincia; cómo no llegar a conformar un equipo para competir en campeonatos”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR