X

Se negó a declarar el pediatra detenido por producir y distribuir pornografía infantil

Ricardo Russo seguirá detenido hasta el juicio oral. Su abogado renunció y la causa lo tomó un defensor oficial.

 La noticia conmocionó a todo el hospital, cuyas autoridades divulgaron un comunicado de prensa en el que señalaron que el profesional había sido apartado en forma preventiva de sus tareas habituales, hasta tanto "la Justicia se expida".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/05/2019 11:46
PUBLICIDAD

Ricardo Alberto Russo, el pediatra detenido por producir y distribuir pornografía infantil, se negó a declarar y la fiscal de Delitos Informáticos, Daniela Dupuy, pedirá que quede en prisión preventiva hasta que se realice el juicio oral.

Russo, que trabajaba como jefe del servicio de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, fue detenido el pasado martes acusado de producción, distribución, tenencia y facilitación de pornografía infantil.

Con el correr de las horas se conoció la magnitud del caso: en dos de las computadoras del pediatra, que fueron secuestradas en noviembre del año pasado, había más de 800 imágenes y 70 videos en los que se ve abusos a menores de entre seis meses y 14 años.

La noticia conmocionó a todo el hospital, cuyas autoridades divulgaron un comunicado de prensa en el que señalaron que el profesional había sido apartado en forma preventiva de sus tareas habituales, hasta tanto “la Justicia se expida”.

“En la indagatoria el imputado se negó a declarar, seguirá detenido y este jueves se le pedirá la prisión preventiva. Estamos esperando saber dónde quedará detenido, eso lo determinará la jueza”, señaló Dupuy a Clarín y agregó: “Pediré que siga preso hasta el juicio oral, que será lo más pronto posible”.

Por su parte, el abogado particular del médico renunció y su defensa quedó a cargo de Miguel Talento de la Defensoría Oficial N° 15.

Al momento de la detención, Russo aseguró que las imágenes eran usadas “con fines médicos”. Dupuy sostuvo que quiere ir más allá “ya que hicimos 40 allanamientos en todo el país. Esto no es una red, pero sí es la punta del ovillo de algo muy grande. Estimamos que es apenas el 1% de una mega organización de pornografía infantil”.

Pese a la magnitud que cobró el caso de Russo, a Dupuy no la sorprende “porque esto es cosa de todos los días. Este caso cobró dimensión porque es un médico del Garrahan, pero tenemos cantidad de causas similares y contamos con un equipo de trabajo capaz para enfrentarlas. Lamentablemente no hay políticas públicas claras para trabajar en lo que es la prevención de delitos vinculados a la pornografía infantil en internet”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR