X

Mauricio Macri evalúa pedirle al Central que intervenga con “más fuerza” para controlar el dólar

El Gobierno analiza nuevas medidas tras una semana compleja para la economía. El viernes la autoridad monetaria se desprendió de casi u$s400 millones.

Mauricio Macri.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/08/2019 18:31
PUBLICIDAD

Después de una semana “negra” en la que el riesgo país superó los 2500 puntos, las acciones y bonos cayeron y el dólar se mantuvo en alza, Mauricio Macri considera tomar nuevas medidas para “llevarle calma a los argentinos”. El Presidente evalúa pedirle al Banco Central que intervenga con más fuerza para controlar la divisa estadounidense.

En medio de la pérdida de un 41,49% de la bolsa porteña al cerrar agosto y la suba del dólar en un 37,80% en el mismo mes, el Banco Central ya lanzó dos cartas: prohibió que las grandes exportadoras tomen créditos por más de $1500 millones y les prohibió a los bancos girar utilidades sin su autorización. Ahora, Macri apostaría para que la entidad monetaria juegue más fuerte en el mercado de divisas, publicó TN.

Hasta ahora, los activos internacionales de la autoridad monetaria acumularon una baja de U$S13.801 millones y las reservas descendieron a los U$S54.098 millones. Solo el viernes, el Central debió sacrificar casi u$s400 millones para intentar domar al billete de Estados Unidos.

Esta medida le permitirá a la entidad monetaria intervenir “más agresivamente” en el mercado cambiario para intentar bajar el precio de la moneda internacional. Se trata de una política similar a la implementada por el extitular del Banco Central, Federico Sturzenegger, que durante su período la entidad hacía una oferta diaria de u$s5000 millones. La iniciativa se interrumpió con el acuerdo con el FMI.

Vamos a poner toda la carne al asador desde el lunes. Seremos mucho más agresivos”, adelantaron fuentes oficiales a La Nación. “La primera prioridad del Gobierno hoy es la estabilización de la moneda, aunque eso represente la pérdida de reservas”, admitieron por otro lado a Clarín desde el entorno de Macri.

La situación en los mercados

El viernes, la calificadora de riesgo Fitch rebajó las calificaciones de la Argentina a “default restringido” en moneda local y extranjera, a partir de la extensión unilateral del Gobierno del pago de ciertas obligaciones de deuda vigentes a partir del 30 de agosto.

Se trata de la segunda entidad que le baja la nota a la deuda de la Argentina. La primera había sido Standard & Poor’s, que ubicó a nuestro país en un “default selectivo” con el mismo argumento que lo hoy Fitch, aunque solo mantuvo esa calificación por un día.

“Hoy retiramos el default selectivo”, remarcó Sebastián Briozzo, de S&P, pero aclaró que el “default es una realidad y que formará parte una vez más de la historia” de la Argentina.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR