X

La familia cuestiona que no avanza una causa por abuso sexual a una nena de tres años

Tras dos años de investigación en la Justicia, la semana pasada se conoció el procesamiento del imputado. Sin embargo no asistió a la audiencia de notificación y su abogado presentó una nueva apelación que le fue concedida.

El abuso contra la nena fue denunciado por su madre, el 26 de agosto de 2017 en la Comisaría 39° de la capital puntana.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 09/09/2019 23:17
PUBLICIDAD

La defensa de Gonzalo López Camino Kall presentó un escrito exponiendo que por “razones de fuerza mayor” no podía presentarse a la audiencia de la semana pasada (a la que había sido citado para ser notificado sobre su procesamiento) y la jueza Virginia Palacios le concedió una nueva fecha (ahora deberá concurrir el 16 de septiembre).  De ese modo no entró al juzgado para que le lean el motivo de su imputación.

La familia de la nena abusada en 2017 por el hermano de quien había reconocido la paternidad de la menor (sin ser el padre biológico) cree que la defensa del imputado pone una traba más para frenar el proceso.

“La defensa solicitó más de 9 recursos, casaciones y quejas, y eso ha prolongado la situación y lo ha mantenido en libertad”, expuso el abogado de la familia, Héctor Andina en referencia al acusado.

Kall nunca estuvo preso. Se presentó a declarar y se abstuvo, pero nunca lo apresaron. Si se presentaba en la audiencia, una de las posibilidades era que la jueza dictara la preventiva y su traslado a la cárcel, pero la decisión ahora sigue en suspenso. Además, su defensa presentó una nueva apelación al procesamiento, la cual fue concedida “en relación”, según explicó Andina en diálogo con elchorrillero.com.

“Acá lo que se pretende es que se dicte la prisión preventiva y que el acusado espere preso la llegada del juicio oral”, puntualizó el letrado que a su vez criticó: “Dijo por escrito que por fuerza mayor no podía estar presente, pero todo el mundo lo vio sentado a pocos metros del juzgado”.

El abuso contra la nena fue denunciado por su madre, el 26 de agosto de 2017 en la Comisaría 39° de la capital puntana.

La Justicia fundamentó el procesamiento del acusado a partir de la declaración de la nena en Cámara Gesell, donde “se pronunció en términos contestes a los vertidos por su madre enfatizando en cuanto al ultraje con acceso carnal vía anal utilizando un elemento tipo jabón por parte del denunciado”.

“La vivencia que narra la niña en el dispositivo y la evaluación posterior pericial a través de las pruebas psicológicas evidencian la impronta psíquica de una vivencia de tipo traumática, resultando factible la hipótesis de abuso sexual (…)”, expuso una de las especialistas que asistió a la pequeña.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR