X

Los concejales albertistas también protegen al senador Rosendo

El silencio y la abstención les alcanzó a los legisladores del Frente Unidad Justicialista para bloquear un pronunciamiento de repudio.

Foto archivo - Marcos Verdullo
Bloque Frente Unidad Justicialista.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 25/06/2020 22:22
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Gracias a la abstención de los concejales del Frente Unidad Justicialista, no pudo ingresar a la orden del día y pasar a comisión un proyecto por el cual se repudia la decisión del oficialismo senatorial de rechazar el desafuero del legislador de Pedernera, Ariel Rosendo.

Al ritmo de la Cámara Alta, los concejales albertistas suscribieron a la protección de Rosendo, denunciado por tres diferentes delitos, uno de ellos es la violación de una orden de restricción que se desprende de la causa de violencia de género iniciada por su ex pareja

En la sesión de este jueves, el bloque opositor de San Luis Unido propuso que ingrese a la orden del día un proyecto de comunicación con el objetivo de repudiar el accionar de los senadores del Frente Unidad Justicialista.

La sesión de hoy (Imagen captura)

El encargado de hacer el pedido, fue el concejal Guillermo Araujo (Avanzar- SLU) con la intención era que la iniciativa tome estado legislativo y sea girado a comisión.

Inmediatamente, la concejal María José Domínguez de San Luis Somos Todos tomó la palabra y, en nombre de su bloque, apoyó la idea. En esta línea, propuso que sea derivado a la comisión de la Mujer, el Niño, la Juventud y la Ancianidad que fue respaldado por Araujo.

Concretamente, Rosendo es acusado por “robo doblemente calificado por efracción o fractura y por ser en poblado y en banda, desobediencia a una orden judicial y violación de las medidas antiepidémicas en concurso real”.

Entre los principales pasajes del repudio, los ediles destacan la actitud de los legisladores que se opusieron al desafuero.

“Los convierte en cómplices y encubridores, impidiendo el libre actuar de la Justicia y manchando de esta forma las instituciones de la República”, manifestaron.

Es así que, además, pusieron en evidencia la falta de pronunciación tanto del gobernador Alberto Rodríguez Saá como de la secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad.

“Como funcionarios públicos debemos expresar que resulta intolerable cualquier acto que importe violencia de género o la violación de las medidas de protección de una víctima, sin importar la calidad o investidura de quien cometa tal acto, jamás los fueros parlamentarios deben ser usados como herramientas personales de protección procesal o judicial”, sostuvieron.

“Con este tipo de actitudes, los ciudadanos se sienten desprotegidos ante el actuar parcial y arbitrario de quienes nos representan”, agregaron.

Es así que también solicitaron que el Senado revea la decisión.

En una breve intervención en el recinto, Celeste Aparicio (SLU), dio cuenta de la importancia del tema y que sea tratado lo más rápido posible.

“Así como trabajamos beneplácitos, es muy importante que se trate este repudio que genera gran conmoción en nuestra ciudad y toda la provincia. Es solamente incorporarlo y el pase para que pueda tratarse la semana que viene en la comisión de la Mujer y no que se estire hasta el jueves para se demore una semana más”, dijo.

Pero a la hora de la votación, la bancada que responde Rodríguez Saá se abstuvo a votar y no se lograron los dos tercios necesarios.

El presidente del bloque FUJ, Gastón Témoli prácticamente no argumentó la postura. Simplemente dijo: “Dada la importancia del tema, vamos a estudiar el caso y los fundamentos en profundidad”.

Por otro lado, quien también acompañó la postura del PJ fue el presidente del cuerpo, Carlos Ponce, pese a que Domínguez (integrante del mimo bloque) había adelantado que iban acompañar la iniciativa.

La protección se hace más notoria aun cuando se conoce cuál fue el asunto tratado antes.

Daniela Serrano (FUJ), al igual que Araujo, propuso incorporar a la orden del día un proyecto de comunicación para declarar como interés legislativo el 35º Encuentro de Mujeres que se realizará en San Luis.

Sin ningún problema, la moción fue aprobada por unanimidad.

Es así que, con este escenario adverso y sobre el final, Araujo adelantó que en próxima sesión pedirán el tratamiento sobre tablas del proyecto.

“Damos aviso, con una semana de anticipación, que el jueves que viene va a ser pedido sobre tablas para tratarlo. Una semana de anticipación así van buscando algún argumento más válido para no querer hablar del tema”, finalizó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR