X

Asume Gabriel Barba como el nuevo obispo de San Luis

La ceremonia central será este sábado a las 11 en la Iglesia Catedral, en medio de un número reducido de participantes, enmarcado por las normas sanitarias.

Los primeros días de junio, Gabriel Barba fue designado por el papa Francisco como obispo de San Luis.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 11/07/2020 01:21
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Monseñor Gabriel Barba llegó el lunes manejando su propio vehículo hasta la capital puntana, y desde entonces aguarda en las residencias del Obispado, el momento de la asunción. Dejó atrás su actividad en Gregorio de Laferrere (donde estuvo desde diciembre de 2013) y desde este sábado iniciará oficialmente su línea pastoral en tierras sanluiseñas.

En un acto atípico, marcado por los protocolos sanitarios de la pandemia de Covid-19, Barba tomará posesión del Gobierno espiritual de Iglesia de San Luis y reemplazará a monseñor Pedro Martínez, quien permanecía al frente de la diócesis desde febrero de 2011.

Monseñor Gabriel Barba, el día que llegó a San Luis.

La ceremonia comenzará a las 11 con la lectura de la designación. Luego, el obispo de San Juan y Arzobispo Metropolitano, Jorge Lozano pondrá en su cargo al nuevo obispo. Asistirán autoridades nacionales, provinciales y municipales, pero en un número reducido; mientras que afuera los fieles podrán seguir por pantallas el desarrollo de la asunción.

Desde este viernes por la noche, la Municipalidad de San Luis inició el vallado en las calles del microcentro e informó cuál será el recorrido que hará monseñor Gabriel Barba este sábado para llegar a La Catedral. Será acompañado por la guardia de honor de la Policía y recorrerá la avenida Illía casi de punta a punta, hasta llegar a la puerta de la Iglesia madre de la provincia.

El corte de arterias será total en Pringles, Junín, San Martín y Rivadavia en los tramos que comprenden la plaza principal de la ciudad.

En una entrevista a El Chorrillero por CNN Radio San Luis, Barba contó que en enero estuvo de vacaciones en San José del Morro, y que nunca imaginó tener que volver “para quedarse”. El 9 de junio se hizo oficial su llegada luego que el papa Francisco lo designara en lugar de Martínez. “Me enteré una semana antes, y desde entonces empecé a mirar a San Luis con otros ojos y otro interés, el sábado inicia la etapa 1 del trabajo”, contó.

Nació en Morón, provincia de Buenos Aires, el 24 de abril de 1964. Es hijo de Carmen y Alfredo. Fue ordenado sacerdote el 12 de agosto de 1989 en la catedral de esa localidad, por el monseñor Justo Oscar Laguna.

Es licenciado en Derecho Canónico graduado de la Universidad Católica Argentina. Y a nivel nacional también es miembro de la Comisión Permanente y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Argentina.

Se desempeñó al frente del obispado de Gregorio de Laferrere desde el 19 de diciembre de 2013. Recibió la ordenación episcopal en el miniestadio cubierto de González Catán, el 1° de marzo de 2014 por Monseñor Juan Horacio Suárez, obispo emérito y administrador apostólico de esa localidad ubicada en el centro del Partido de La Matanza.

“Vengo a ser el padre de todos, el pastor de todos”, respondió para decir que ese será el principal objetivo de su episcopado y su sentido de ser en San Luis. Dijo que dará lugar a “todas las formas y carismas” en una Iglesia donde la “clave” es la universalidad. “Cuando todos los carismas tienen su lugar, la Iglesia es verdaderamente católica, universal y eso es lo importante”, analizó.

Como lo hizo en su anterior destino, el caminar, “pastorear” y visitar las comunidades seguirá siendo tal vez su principal característica. Aseguró que le llevará tiempo conocer y analizar la realidad puntana, para luego comenzar a tomar decisiones y formar sus equipos de tarea.

En el mensaje de despedida a la comunidad católica sanluiseña, Pedro Martínez transmitió agradecimiento: “Realmente hemos tenido un tiempo de relación humana y de intercambio en paz”. Envió bendiciones y pidió que rezaran por él. Reconoció la tarea solidaria de Cáritas y el ejemplo que transmitieron los sacerdotes.

“Le queda una diócesis hermosa, con mucho por hacer y corregir”, dijo en referencia a su sucesor.

Martínez fue el obispo de San Luis por sucesión, desde el 22 de febrero de 2011. En la Conferencia Episcopal es delegado suplente de la Región Pastoral Cuyo. Es doctor en Derecho Canónico y en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

“Que Dios los bendiga a todos, no se olviden de rezar por mí. Que San Luis Rey los proteja con esa fortaleza y devoción a Dios, y con la bendición de la Virgen”, dijo al final del video que grabó y que se compartió en las redes sociales.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR