X

Historias de vida: Raúl Aguilar

Por Nino Romero

Raúl Aguilar junto a Roxana Lardet y Nino Romero en FM Puntana.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 30/08/2020 01:50
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Se cumplieron recientemente 100 días de la radio argentina. Y en ese medio de comunicación es donde encontramos miles de difusores y defensores de los acervos culturales de cada región en todo el país.

En la provincia de San Luis hay muchos. Uno de ellos es el amigo Raúl Aguilar, quién desde hace mucho tiempo se dedica a difundir la música y la historia de los artistas y autores cuyanos en todos los medios dónde ha logrado un espacio.

Oriundo de Balde de Azcurra del departamento Ayacucho, Raúl nació un 25 de febrero de 1965, hijo de Azucena Molina y Heriberto Aguilar, comenzando a asistir a clases en la escuela nacional N°196 de dicha localidad.

Azucena y Heriberto los padres de Raúl Aguilar.

Por alguna causa –cuenta Raúl- un médico le aconsejó a su Papá, don Heriberto, que le regalara una radio, que además “era el juguete que yo quería tener. No quería otra cosa”, enfatiza el compadre en su relato, y se emociona.

La radio lo ayudó mucho a estudiar, ya que hacía todos los deberes de la escuela escuchando distintos programas.

“Pasé gran parte de mi vida en el campo, hasta que el 7 de diciembre de 1977 dejé Balde de Azcurra y me radiqué en el barrio Eva Perón en la ciudad de San Luis”, cuenta el compadre Aguilar.

Al ser consultado por su pasión por la música cuyana, recuerda que mucho tuvieron que ver dos tíos hermanos de su padre, Ciro y Rosario Aguilar, que cantaban y tocaban la guitarra en su casa.

Por curiosidad comenzó a acercarse a esas radios que escuchaba en su inolvidable pago de Balde de Azcurra y a participar en diferentes programas con breves aportes.

Y aquí recuerda que “Nino Romero fue la primera persona que me hizo sentar frente a un micrófono tanto en Radio Nacional como en Radio Dimensión”.

Tiene una prodigiosa memoria para nombres de temas musicales, sus autores, intérpretes y hasta la fecha en que fueron grabados.

Rememora que “un 7 de febrero de 1999 empiezo a trabajar en FM SUR en el programa “Lo Mejor del Folklore” conducido por Sandra Pereyra”.

En noviembre de ese mismo año pasó a integrar el programa “la Pandilla Nacional” en Radio Nacional San Luis junto a Jorge Guzmán y Laura Albornoz.

Participó en el programa “Bajo El Parral” con Diolindo Garro, hubo más presencias en Radio Dimensión y Nacional en Mañanita Cuyanas, y en Peña Nacional con Jorge Guzmán y Gabriela Alcaraz.

El año 2003 ya fue con programa propio el retorno a FM Sur y se llamaba Guitarreando Por Cuyo.

En FM Fénix nace Alero Cuyano junto a Gabriela Alcaraz (compañera de trabajo por mucho tiempo) y Lorena Rodríguez.

Y actualmente el Alero Cuyano está radicado y afianzado en FM Puntana los sábados por la mañana y los domingos al mediodía.

Alentado por la tecnología, el Alero Cuyano tiene también su versión en Facebook Live los sábados por la noche transmitido desde “La Casa del Tío Gordo” en el corazón del barrio Eva Perón.

Hasta el año pasado su compañera radial fue Rosalía Lardet y actualmente lo es Roxana Mansilla y en el Facebook Vanessa Albelo.

Con Roxana Mansilla en FM Puntana.

Siempre Raúl Aguilar le dio una importante participación en sus creaciones a la mujer, encontrando en ellas mucha sabiduría de la cultura cuyana.

Y allí en el barrio Eva Perón nace el Festival del Día de la Tonada, cuya primera versión fue en el año 2005 conducida por el compadre Carlos Fernández con entrada libre y gratuita cada 23 de diciembre.

La idea de este festival, cuenta nuestro invitado, fue de su madre, Azucena Molino.

Y su casa se llama “La Casa del Tío Gordo” porque es el sobrenombre de su padre, Heriberto Aguilar.

Con Andrés Areco y el “Súpero” Lucero.

Hombre de costumbres simples, apegado a sus raíces, es un ejemplo de los tantos difusores y defensores de la cultura criolla que existen en el país.

No ganan plata con lo que hacen. Al contrario. Tienen que poner para pagar los espacios radiales o los operadores, pero son hermosos locos soñadores.

Llevan en su sangre la necesidad que no se pierdan las costumbres ancestrales del pueblo argentino, y en el caso de Raúl Aguilar, de su amado Cuyo.

No son valorados en la mayoría de los casos ni por los medios ni por las áreas culturales de los gobiernos, pero sin la presencia de ellos nuestra identidad nacional se hubiera perdido en gran parte.

Con Darío Bence y amigos.

En Raúl Aguilar, el homenaje a él y a todos los defensores y difusores de nuestra cultura en los 100 años que cumplió la radio argentina.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR