X

Un gobernador que especula hasta en los peores momentos

Tras una ausencia de diez días reapareció en el reporte oficial.

Foto ansl
La foto oficial.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/09/2020 10:01
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Por Daniel Miranda

Diez días después de su última aparición pública, Alberto Rodríguez Saá se mostró en la transmisión del Comité de Crisis que lo devolvió al espacio institucional. Hubo un vacío que despertó interrogantes sobre si se había contagiado de coronavirus (parte de la custodia contrajo el virus) y quién estaba al comando del Poder Ejecutivo.

Las especulaciones hicieron sentar al gobernador, exhibiendo un semblante distinto al de su última aparición, frente a las cámaras en la mansión de Los Peñitos. Los rumores que circularon fueron exclusiva responsabilidad del Gobierno porque se alimentaron en un prolongado silencio.

Recién a las 22:43 después de otro día cargado de versiones, la ANSL publicó un pirulo para decir que el gobernador iba estar al frente de la comunicación. Una de las maneras que tiene de transmitirle su mal humor a algún sector de la sociedad que se revela es retrasando el reporte. Está en el manual, ya lo hizo con los comerciantes que trasnocharon en vano esperando una señal de alivio.

El gobernador no cambia más. Se empecina en hacer difíciles las cosas tanto a los sanluiseños que lo votaron como a aquellos que no lo eligieron en el cuarto oscuro.

Como primer magistrado le cabe la responsabilidad de mantener a la ciudadanía unida y ser más prudente que nunca porque es lo que ordena la hora histórica. Opta por todo lo contrario y hace una puesta en escena. Esta es la segunda vez que provoca a quienes quieren entrar a trabajar. A gente que produce y tributa le achaca que hace “politiquería”.

Con informar que modificaba el protocolo era suficiente, representaba un gesto de una autoridad con capacidad de escuchar y proceder en consecuencia. No pudo con su naturaleza y lanzó que “no le van a dar el brazo a torcer”. En el fondo los cambios en las condiciones significan que cedió frente a la presión. En las próximas horas se sabrá si le creyeron los productores y trabajadores que organizaron una singular protesta.

Hay más todavía.

Esta noche también reapareció la jefa de Gabinete de ministros, Natalia Zabala Chacur. Confirmó que salió de la provincia para someterse a una cirugía e informó que “gracias a Dios viene todo perfecto”.

Alrededor de su ausencia y su estado de salud no hubo explicaciones hasta que un periodista indagó. Mientras la prensa no preguntó hubo silencio.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR