X

Ginés González García: “Verbitsky me llamó para ser vacunado y me dijo que estaba muy asustado”

El ex funcionario admitió que mantuvo un contacto telefónico con el periodista que contó en la radio que se había montado un vacunatorio vip en el Ministerio de Salud

foto ansl
Gines González García estuvo en San Luis el 22 de noviembre.
Actualizada: 25/05/2021 12:06
PUBLICIDAD

Luego de varios meses de silencio, Ginés González García, Salió a contestar la denuncia pública de Patricia Bullrich y anunciar que le iniciará acciones legales.

El exministro de Salud de la Nación calificó como “absurda e insólita” la denuncia de la presidenta del PRO y señaló que ya inició “acciones penales y civiles”.

“Absurda, insólita, macana, no se como calificarla. Este asunto me sorprendió tanto que me obligó a salir a hablar y decir lo que sé y lo que soy y la locura que es acusarme de esa manera”, declaró esta mañana González García en Radio con Vos.

Agregó que “para colmo (Patricia Bullrich) hizo otra declaración ratificando lo que había dicho” y afirmó: “Obviamente, decidí iniciar acciones penales y civiles”.

El domingo por la noche Patricia Bullrich había afirmado, en diálogo con el canal de TV del diario La Nación, que Ginés González García había pedido “sobornos” al laboratorio Pfizer y negociaba con “un intermediario, que es el mismo de AstraZeneca, Hugo Sigman”, situación que el propio laboratorio desmintió.

“Tengo muchos años de funcionario público y jamás me rozó una sospecha”, continuó el exministro e insistió en que ya había “explicado y enviado notas” sobre lo sucedido en las negociaciones con Pfizer.

“No se qué le falta conocer para decir por qué no hubo vacuna, es muy simple. Pfizer exigió una serie de condiciones, que no se amoldaban a nuestra ley”, aclaró.

El ex funcionario repasó todo el proceso de negociaciones con el laboratorio y dijo que cuando se iniciaron las negociaciones, les ofrecieron “todo el apoyo si querían hacer una transferencia tecnológica, si querían hacer parte del proceso acá”, y dijo que era una “cuestión soberana” y de “ahorro de divisas”.

Dijo que también ofrecieron “toda la voluntad del Gobierno para que hicieron acá la fase 3 y Pfizer lo aceptó, al punto tal que la más grande experiencia de Fase 3 por magnitud la hizo acá”.

El ex funcionario justificó que Pfizer “fue una de las elegidas” porque “venían primeras en la experimentación” y dijo que tuvieron “mucha esperanza con Pfizer”, aunque presentaba “algunos inconvenientes como lo de que requería menos 70 grados” pero, asumió, aún así, estaban “pensando la logística con las provincias”.

“Cuando surge una necesidad que no tenían las leyes argentinas en cuanto a la inmunidad, el laboratorio pidió que existiera una ley que los liberara de las consecuencias o reacciones posteriores de la vacuna”, siguió González García. Y aclaró que la ley de vacunas tenía la palabra “negligencia”, lo que para el laboratorio significaba un “espectro muy amplio”.

“De ahí a decir que no salió porque se exigió soborno a través de un intermediario, hay una diferencia brutal”, declaró y afirmó que “el Gobierno no negocia con intermediarios” y nunca le “condicionó” ser “amigo de Sigman”.

González García respondió  sobre el escándalo que terminó marcando su salida como funcionario público y por el cual tiene una causa judicial.

Todo comenzó cuando Horacio Verbitsky contó en un programa de radio cómo le facilitaron el acceso a la vacuna fuera del protocolo vigente.

“Llamé a mi viejo amigo Ginés González García”, reconoció Verbitsky el 19 de febrero. En virtud de eso fue convocado a vacunarse en el Ministerio de Salud y se descubrió que otros allegados al poder habían tenido ese privilegio.

El ex ministro admitió hoy que existió un contacto telefónico con el periodista mucho antes de que estallara el escándalo: “Me dijo “se ha muerto un pariente mío, estoy muy asustado” y yo le pedí que esperara”.

Pese a ello, el ex funcionario defendió la inmunización de Verbitsky porque tenía 79 años y le atribuyó al director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, la decisión de haber montado el vacunatorio en el Ministerio de Salud. “Eso fue un accidente”, dijo en diálogo con Ernesto Tenembaum en radio Con Vos.

“Yo estaba en Entre Ríos. El director del Posadas me dijo que no quería que Verbitsky fuera al Hospital porque está muy politizado y sus trabajadores han tenido consecuencia en la Dictadura. Entonces pidió que no los llevaran ahí y dijo que él estaba dispuesto a ir a cualquier lado, incluso si querían al Ministerio; yo dije que sí y listo”, agregó.

“Yo quizás me equivoqué, no debería haber aceptado la vacunación en el Ministerio de Salud. Te hacen 50 preguntas por día y bueno… fue una equivocación mía. Y pagué un precio muy duro”, finalizó.

Télam y de nuestra redacción

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR