X
PUBLICIDAD

“Lo enterré en mi casa”: la confesión de la secretaria sobre el caso del argentino asesinado en Cancún

Daniel Cipolat fue encontrado muerto en el jardín de su secretaria y ahora se dio a conocer el audio con la aberrante confesión tras el crimen en México.

Daniel Cipolat.
Actualizada: 09/10/2021 12:02
PUBLICIDAD

Daniel Cipolat fue hallado sin vida en el jardín de su secretaria Linda Uribe en Cancún y ahora trascendió el audio con la confesión del asesinato, donde le relató todos los detalles del crimen.

“Lo enterré sin cajón y desnudo, con fibras naturales”, le aseguró la mujer a uno de los hijos del fallecido, quien grabó la charla. Y luego de esa conversación, la secretaria huyó y ahora es intensamente buscada por la Policía de México para dar con su paradero.

Luego, según el audio que difundió Infobae, se la escuchó decir: “Lo enterré en mi casa. Eso no se puede hacer acá pero a mí no me importa ningún papel”.

Acto seguido, Nicolás, el hijo mayor de Daniel Cipolat le preguntó: “¿No te puede traer problemas a vos eso?”, a lo que la mujer le admitió: “Claro que me puede traer problemas. Porque es ilegal”.

Este audio fue llevado a la comisaría para realizar la denuncia y a partir de allí, empezó la investigación penal para determinar lo que sucedió con el argentino enterrado en Cancún. Y en estas horas, se dio a conocer el audio.

Vale señalar que Daniel Cipolat daba conferencias sobre cosmos y vivía hace 10 años en México, sin embargo, hace tres semanas fue hallado muerto luego de que contara a través de las redes sociales que se había contagiado de coronavirus con la variante Delta.

En tanto, antes de darse a la fuga, la asistente del argentino presentó un certificado de defunción falso y llevaba con ella una urna diciendo que eran las cenizas de su supuesta pareja.

En el certificado de la defunción que presentó Linda Uribe, decía que la causa de muerte de Daniel Cipolat fue “infarto de miocardio y angina de pecho”, junto a los datos de un supuesto médico y su número de teléfono. Aunque, finalmente se comprobó que era trucho.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR