X
PUBLICIDAD

Poliamor: una mujer confesó que comparte a su esposo con su mamá

Una mujer hace gala en las redes de su vida swinger, practicando el poliamor con su propia madre y su hermana menor, y generó tremenda polémica.

Una mujer confesó que comparte a su esposo con su mamá.
Actualizada: 10/10/2021 14:09
PUBLICIDAD

El poliamor, la pareja abierta y el movimiento swinger han tomado mucha difusión en los últimos tiempos. Mucha gente se anima a confesar que tienen una vida sexual amplia y sin autocensura, y que son felices aún dentro de una relación estable.

Pero sigue llamando la atención cada nuevo caso que se conoce. Y en particular, el de una  mujer que r3eveló no sólo que comparte a su marido con otras mujeres, sino que hasta lo hace con su propia familia.

Porque la chica tiene una madre joven y atractiva, que también es swinger, y le “presta” a su esposo cuando “no está de humor”. Una forma peculiar de poliamor, donde todo queda en familia.

La chica lo reveló en su cuenta de TikTok, donde tiene más de 133 mil seguidores. El primer video, donde revela su particular situación familiar, obtuvo 325 mil “me gusta”.

“Mi madre y yo somos swingers y es genial, ¿sabes por qué? Porque cuando no estoy de humor puedo dejar que mi marido la tenga”, explica la chica en la grabación, mientras su esposo abraza a su madre. “Sí, soy ese tipo de esposa. Dejo que mi marido la tenga un par de veces a la semana”, reafirmó.

En otro video vuelve a explicar que es su madre con quien comparte a su esposo, y para completar la idea de poliamor, pero dentro de su propia familia, cuenta que también lo deja “jugar” con su hermanita menor. Y hasta hay imágenes de varias de sus amigas que admiten que “entretienen” a su pareja cunado ella no tiene ganas.

Las publicaciones obtuvieron miles de “likes”, pero también dieron origen a muchos comentarios reprobando está práctica. También hubo varios usuarios que hicieron y publicaron sus propios videos, con el de la joven swinger y su madre de base, pero mostrando claramente con sus gestos el disgusto y asco que esto les provocaba.

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR