X

Un funcionario albertista organizó una fiesta para 500 personas en Navidad

Se trata de Ernesto Quaranta, secretario del intendente de La Toma, Ernesto Alí, que recibió a los invitados en una quinta.

Ernesto Quaranta junto al gobernador y el intendente de La Toma.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/12/2020 00:52
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

A la lista de funcionarios que incumplieron las normas y restricciones establecidas en torno a la pandemia del coronavirus, se le sumó el nombre de Ernesto Quaranta, secretario de Gobierno de La Toma.

Este medio pudo confirmar que organizó una fiesta privada masiva en su quinta cuando las disposiciones del Gobierno de San Luis son claras. Están terminantemente prohibidos los eventos multitudinarios.

La fiesta fue en la quinta del funcionario.

La celebración comenzó en la Nochebuena y duró hasta la 7 de la mañana de la Navidad. Imágenes del festejo que llegaron a la redacción de El Chorrillero dan cuenta de cientos de personas sin tener en cuenta los cuidados como el distanciamiento social.

Una fuente confirmó que el encuentro contó con “el permiso político y policial, al punto que la Policía habría ordenado el tránsito a la salida”. Además señaló que en la comisaría “no tomaban el reclamo”.

El enojo entre los vecinos crece mientras pasan los días debido a que no se les permitió a los padres realizar la fiesta de egresados en la localidad y hubo limitaciones a los familiares en los actos de colaciones.

Quaranta no es un funcionario municipal más. El secretario de Gobierno es un colaborador de estrecha confianza del intendente albertista, Ernesto Alí. Cultiva un alto perfil y en las redes sociales se muestra con el jefe comunal, el gobernador Alberto Rodríguez Saá y el secretario General de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá.

Trascendió que hace unos diez días habría puesto la renuncia a disposición del intendente, pero en el sitio web de la comuna figura como integrante del staff político.

El propio intendente en vísperas de Navidad grabó un video en el que reflexiona sobre la pandemia, el año y agradece a los vecinos por “el esfuerzo realizado”.

“Seguiremos en el camino del compromiso y la dedicación”, sostuvo en el video que colgó en su página de Facebook.

El Gobierno provincial en el reporte epidemiológico previo a las Fiestas pidió “evitar reuniones numerosas, hacerlo solo con el núcleo íntimo y al aire libre si el clima lo permite”.

Quaranta no es el primer funcionario que ignora las recomendaciones y las disposiciones del Gobierno y el Comité de Crisis que se ha caracterizado durante la cuarentena por responsabilizar a los ciudadanos de los problemas.

La secretaria de Deportes, Cintia Ramírez organizó una fiesta en su casa a principios de mayo en pleno aislamiento obligatorio, mientras la ciudadanía estaba alcanzada por las limitaciones y permanecía encerrada. Los efectivos policiales que se constituyeron en el domicilio fueron persuadidos para no llegar a fondo y las actuaciones están cajoneadas en la Justicia.

Más acá la diputada provincial, Anabela Lucero le festejó los 15 a la hija con más de 100 invitados y las imágenes recorrieron las redes sociales. La dirigente de Villa Mercedes que además controla el Complejo Molino Fénix también forma parte del selecto grupo de funcionarios que no son perseguidos por la Policía o la Justicia.

Por otro lado la Municipalidad de Villa Larca hizo el lanzamiento de la temporada turística con una fiesta en la que tampoco se respetaron las medidas de distanciamiento.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR